01 diciembre 2021

X Jornadas AAV. Manuela Moro Cabedo “Competencias profesionales”

Moro Cabedo: “Los archiveros llevamos en el ADN adaptación e innovación”

Profesora titular adscrita al Departamento de Biblioteconomía y Documentación de la Universidad de Salamanca, Manuela Moro ha centrado su conferencia en la gran cita de la archivística de las X Jornadas de la AAV en las “Competencias profesionales” de una profesión, la de archivero, que a su juicio “cada vez es más invisible con la transformación digital”. En este sentido, la experta argumenta los motivos por lo que el gremio debe lograr mejorar esa visibilidad tan necesaria.

Hay muchas maneras de definir el nuevo rol del gestor documental si bien, ella propone la del ‘archivero transformador’. Y lanza la pregunta de si ¿es posible un mundo digital en un archivo analógico? tras radiografiar cómo nos comunicamos en la actualidad a través de dispositivos móviles. “Esto nos hace reflexionar hacia donde canalizar los archivos” explica. En España los índices de la economía digital revelan datos similares a la UE, si bien ocupamos la segunda posición en datos digitales públicos y también en Open Data dentro de la UE.

Hay una disrupción entre competencias digitales y transformación digital con una brecha digital entre edades de menos de 55 años y más de 55 años. ¿Qué ha hecho España? Ha trabajado diferentes planes de modernización a nivel Administraciones Púbicas (AAPP), pymes y un Plan Nacional de Competencias Digitales en el que profundiza la experta durante su charla. En la parte relativa a las AAPP se hace un esfuerzo por la seguridad, accesibilidad, eficiencia, y esto va a tener un impacto en el archivo porque requiere por parte del archivero un incremento de la proactividad.

Incluso se dice que en 2025 debería haber un 50% de los servicios vía móvil, y un segundo objetivo como es una administración guiada por datos, tanto del ciudadano como de las AAPP. Un tercer objetivo de estos planes está vinculado con la democratización de acceso a las tecnologías emergentes (incluyendo redes sociales) y en definitiva una conversión del archivo hacia los canales actuales de interacción.

Plantea Moro Cabedo a continuación, ¿Cuáles son entonces los retos de nuestra profesión ante la transformación digital?

En primer lugar -responde- esta Transformación Digital implica orientación a la ciudadanía, políticas de datos, ciberseguridad y muchas más implicaciones, hacia un “archivo líquido” en el que nosotros nos adaptamos. Eso es muy acelerado pero estamos acostumbrados a lidiar con cambios frecuentes, llevamos en el ADN la innovación durante nuestra carrera, veámos el vaso medio lleno, como una oportunidad, dice la profesora.

Aquí nos podemos encontrar archivos inteligentes e incluye al blockchain, la normalización extrema, la gobernanza de las organizaciones basada en datos, la preservación de datos y documentos. También la gestión en la nube. Una serie de rasgos que determinan este citado archivo líquido a partir de los cambios que detectamos.

Los retos son, por tanto, retomar la normalización, la computación en la nube como oportunidad en la gestión de documentos; la preservación, que es la parte más débil de los cimientos y requiere dedicar mayor tiempo “porque se ha pensado primero en digitalizar y luego en almacenar y no al revés y ahora lo acusamos”; la administración electrónica (trabajando los portales de transparencia y la participación ciudadano con datos seguros y de calidad); la comunicación y los omnicanales (ir donde están los usuarios, por ejemplo a las RRSS); indicadores de gestión con herramientas enfocadas a ello; y una orientación hacia los ODS (AD2030). En realidad son “excesivos retos a mi entender pero podemos trabajarlos poco a poco” dice Moro Cabedo.

Tras esta fotografía cenital de todo lo que va a determinar el futuro de la profesión, la profesora ha planteado qué competencias digitales tiene la profesión y resume que se trata de adquirir destrezas y evaluarlas para optimizarlas, pudiendo así utilizarlas para mejorar la prestación de servicios. Este ‘repensamiento’ de las competencias puede incidir en la capacitación y los modelos de trabajo, es un camino a explorar, pero hay una base para definir estas competencias tanto para archiveros como para el resto de ciudadanos, “así como referentes en otros países, por lo que no partimos exactamente de cero sino que hay referentes” argumenta. “Y hay recursos también para testear nuestras competencias profesionales dentro del ecosistema de la e-administración” añade.

A modo de conclusión la profesora de la Universidad de Salamanca cree que es posible visibilizar archivos y archiveros, pero debe ser con la formación de ese nuevo ‘archivero transformador’ que proponía al principio de su ponencia. “Transformamos con otras tecnologías y damos autenticidad, algo que solo podemos hacer los archiveros” finaliza.

|
Top ;