28 octubre 2017

VIII Jornadas AAV: “Archives, archiving and the marginalised: A reflection of South Africa”

IMG_9287Razia Saleh, Senior Archivist. Nelson Mandela Foundation

Razia Saleh, archivera de alto nivel y responsable del legado internacional de Nelson Mandela, fue la encargada de arrancar  las VIII Jornadas AAV en la sede de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), que acogió a profesionales de tres continentes.

El 10 de mayo de 1994 Nelson Mandela se convirtió en el primer presidente de la Sudáfrica Democrática y aunque el período de segregación racial del Apartheid había terminado, su legado continuaba. Así, al hablar de la relación entre archivos y poder Saleh explica que el Apartheid tocó todos los ámbitos, diferencias sociales, culturales y desigual acceso al empleo. El gobierno creó un estado policial militarizado y un sistema tan injusto que fomentó una campaña feroz contra él y de esa represión fue de donde Nelson Mandela surgió como líder de los movimientos contra el régimen racista.

“Censura, ejecuciones, una amplia red policial… la era bajo el Apartheid no era muy diferente a la dictadura de Franco”, comenta la archivista. Todas las instituciones apoyaban a una minoría blanca, que marginaba, apartaba de necesidades básicas económicas, sociales, culturales o en educación.

Pero estos marginados no eran pasivos y se manifestaban a través del teatro, el arte, la literatura, la música o la danza, llegándose a utilizar bailes populares como protesta, con cantos y un fuerte ritmo que se usaba para intimidar a las fuerzas del estado.

Los documentos recogidos del Apartheid han sido usados por el gobierno en tribunales locales. El archivo carcelario de Mandela sorprende por lo voluminoso que es comparado con el de otros reos, más de 72 cajas entre las que se incluyen cartas, visitas, antecedentes, diarios…de su estancia en prisión.

Gracias a organizaciones de archiveros y movimientos contra el represivo régimen en Sudáfrica y a través de actos, la lucha constante, la recogida de testimonios orales, la investigación y la puesta en marcha de proyectos e iniciativas, se continúa haciendo frente a enormes lagunas existentes y se difunden experiencias de vida. El Archivo Histórico de Sudáfrica SAHA recoge historias olvidadas de la lucha, que durante años se mantuvieron en secreto por una posible represión. Este organismo siguió su actividad durante le periodo de transición y con las primeras elecciones democráticas y el fin del Aparheid se lanzaron actividades para educar a la sociedad en valores, contra racismo, la xenofobia…

Desde 2001 SAHA cuenta con nuevas vías de financiación y en la actualidad continúa su labor para la reposición de archivos y la recopilación de la verdad. Una de sus investigaciones más importante es la de denunciar la destrucción de documentos públicos durante la etapa dictatorial. “Después de 1994 los sudafricanos no negamos la historia sino que la consideramos parte de nuestra vida”, según Saleh.

La Fundación Nelson Mandela se encarga de transmitir el legado del activista sudafricano y Nobel de la Paz que murió en 2013. Una serie de eventos, conferencias y encuentros, que contarán con la participación de diferentes países, conmemorarán el próximo 2018 el Centenario de su nacimiento.

|
Top ;