05 junio 2020

Archivo Histórico Municipal de Valencia #NuestrosArchivos

Denominación: Archivo Histórico Municipal de Valencia.

Breve descripción: El Archivo Municipal de Valencia remonta su antigüedad al siglo XIII, con la conquista de Valencia por el rey D. Jaime I en el año 1238, y a la creación de las primeras instituciones locales. Los dos cargos esenciales de esta primera organización fueron el CURIA, más tarde llamado JUSTICIA, oficial encargado de administrar la justicia ordinaria local en la ciudad y el BAILE, el cual administraba y gestionaba el patrimonio del rey. Posteriormente, en 1245 se creó la institución de los JURADOS cuya misión era gobernar, administrar y regir la ciudad, sentando así las bases del futuro poder ejecutivo municipal.

El Archivo Municipal ha sido el depositario del testimonio histórico de las más diversas manifestaciones históricas, sociales, religiosas, económicas, literarias y culturales valencianas. Un legado que ha ido incrementándose con el paso del tiempo y que ha exigido un cambio de emplazamiento en más de una ocasión, para adaptar el archivo a las condiciones sociales, políticas y, sobretodo, a las necesidades de espacio.

El primer emplazamiento del Archivo fue unas casas habilitadas para el establecimiento de la Curia y su corte en la plaza de la Almoina, enfrente de la Catedral, concedidas por privilegio de Jaime I a la Ciudad de Valencia el 21 de mayo de 1239, lugar donde empezaron a guardarse los primeros documentos. En 1306, un incendio junto con la falta de espacio, determinó un nuevo cambio de ubicación. Así, Jaime II autorizó a la Ciudad, mediante un privilegio de fecha 22 de abril de 1311, la compra de unas casas al principio de la actual calle de Caballeros, en el solar en el que actualmente están los jardines de la Generalitat.

A principios del siglo XV, concretamente en 1412, el “Consell” decidió que se habilitara dentro del edificio un espacio concreto para guardar todos los manuscritos históricamente más importantes de la Ciudad como “El Llibre dels Furs” o el “Llibre del Consolat de Mar”, con la finalidad de una mejor conservación. Conforme fue aumentando la actividad del municipio y, por consiguiente, los fondos del Archivo, se planteó la necesidad de formar inventarios y dar una clasificación racional a todos los documentos, ante la dificultad que muchas veces presentaba para el escribano buscar cualquier tipo de información solicitada. Ejemplo de ello, es un libro de Protocolos Notariales del año 1484, conservado en el Archivo, en el que consta una breve relación de “llibres de actes del Consell” desde 1306. Pero es el 26 de febrero de 1729 cuando se encargó al Escribano Mayor, D. Andrés Tinajero, la elaboración de un Inventario General de todos los documentos del Archivo con el fin de agilizar la gestión institucional, aunque no se dio por finalizado hasta junio de 1732.

A mediados del siglo XIX, debido al estado ruinoso en que se hallaba la Casa de la Ciudad, el municipio decidió trasladarla a otro lugar que cubriera las necesidades políticas y administrativas de la ciudad. El nuevo emplazamiento elegido fue el edificio de la calle Reglons que ocupaba la Real Casa de la Enseñanza, lugar al que ya se habían trasladado provisionalmente parte de las oficinas municipales. La Casa de la Enseñanza era una institución fundada por el Arzobispo Mayoral en el siglo XVIII destinada a albergar en el primer piso un colegio para la educación y recogimiento de niñas de distinguido nacimiento; y en la planta baja y piso principal acomodó a las niñas pobres cuya enseñanza fue gratuita. Formando parte de dicha Casa, estaba la Iglesia de Santa Rosa de Lima que sirvió de capilla a las “educandas”. Este conjunto, que integraba también la contigua Iglesia de la Cofradía de la Sangre, formaba un rectángulo delimitado por las calles de la Sangre, Arzobispo Mayoral, Periodista Azzatti y las dependencias occidentales del exconvento de San Francisco.

El proceso de traslado del gobierno municipal al nuevo emplazamiento fue largo y comenzó por el Archivo entre 1855 y 1856, consolidándose en el año 1935, periodo en que se incorporan las dependencias anexas de la iglesia de Santa Rosa para instalar definitivamente en ellas el Archivo Municipal de Valencia y el Museo Histórico de la ciudad.

Sin embargo, nuevamente la falta de espacio principalmente, pero también la necesidad de adaptarse a las nuevas pautas de comunicación e información, hicieron necesario otro traslado del Archivo. Adquirido por parte de la Ciudad el Palacio de Cervelló, edificio sito en la plaza Tetuán número 3, la Corporación lo destinó para albergar el Archivo Histórico Municipal, inaugurándose oficialmente el 8 de mayo de 2003. Se trata de un edificio funcional y moderno, que alberga la memoria escrita de la ciudad y que ha contado con las últimas tecnologías en el campo de la archivística.

En cuanto a la actividad interna del propio Archivo, se siguen los trabajos de ordenación de la documentación. A finales del siglo XIX, concretamente en 1894 se aprobó un Reglamento Interior del Archivo Municipal, en el que se establecía un orden para la clasificación general de los documentos, además de fijar un régimen y método riguroso para la salida y entrada de los documentos, así como para facilitar un mejor servicio. El 16 de marzo de 1923 se aprobó un nuevo Reglamento del Archivo para regular el régimen de funcionamiento y establecer las disposiciones necesarias para la conservación, catalogación y estudio de sus fondos. Y finalmente, con la llegada de la administración electrónica, el Pleno del Ayuntamiento aprobó el 30 de enero de 2015, el último Reglamento del Archivo Municipal de Valencia, que contempla las nuevas realidad tecnológica.

Las consultas en el Archivo, tanto por parte de la propia administración como por parte de investigadores externos, son cada vez más numerosas. Se están realizando trabajos de clasificación, ordenación y catalogación de los diferentes fondos del Archivo: Taula de Canvis, Pergaminos Reales, Claverias, Documentación Notarial, Gremios, Archivo Fotográfico, Tribunal de Comercio, Documentación Lonja, etc. Y, en los últimos años se han acometido tareas de informatización y digitalización de fondos, como el padrón, registro civil o archivo fotográfico.

Actualmente, se está trabajando en la implantación de un sistema de archivo electrónico que cumpla con la normativa archivística vigente, lo que conllevan tareas de ampliación del cuadro de clasificación de la documentación. Así como la incorporación del Archivo al Sistema Archivístico Valenciano en Red (SAVEX).

Fechas extremas: 1226 – finales siglo XX.

Fondos documentales: El Archivo Histórico Municipal de Valencia es uno de los más importantes de su ámbito, tanto en España como en Europa. Sus fondos constituyen uno de los más preciados tesoros de nuestra memoria colectiva. Los documentos custodiados suponen un testimonio histórico de las diversas manifestaciones históricas, sociales, religiosas, económicas, literarias y culturales valencianas, así como una fuente principal del conocimiento histórico.

Este legado del pasado se ha ido incrementando con el paso del tiempo y con la creciente actividad del municipio. Todo ello forma un rico patrimonio escrito que, mediante el archivado, tiene garantizada su conservación para generaciones futuras.

El fondo documental que custodia el Archivo Histórico Municipal lo constituye básicamente la documentación generada por el Gobierno de la Ciudad desde 1239 hasta aproximadamente los años 70 del siglo XX, exceptuando algunas series como todas las relacionadas con el gobierno de la ciudad que continúan hasta prácticamente la actualidad. Aunque el documento más antiguo es un privilegio del rey Don Jaime de 1226. Y también lo integra otra documentación que no ha sido generada directamente por el gobierno municipal pero que está fuertemente vinculada a él, como Documentación Gremial, del Tribunal de Comercio o Documentación de Lonja.

El fondo documental ocupa unos 8.000 metros lineales, dispuesto en compactos que proporcionan una perfecta ubicación, protección y conservación de la documentación. Las salas en las que se custodia la documentación están controladas con unas condiciones ambientales de temperatura entre 18 y 22 grados y el grado de humedad situado entre el 45 y 55%, para su perfecta conservación. El edificio esta acondicionado con un sistema de vigilancia interna, sistemas de alarma, aire acondicionado y un sistema anti-incendios.

Esquema de los fondos documentales más destacados del Archivo Histórico Municipal por orden alfabético:

  • Abastecimientos
    • Libros de Abastos (1767-1835)
      • Carnes (1290-1827)
      • Mataderos (1883-1915)
      • Silos y pósitos (1869-1917)
      • Trigo (1344-1732)
  • Administración de Justicia (1333- 1917)
  • Aguas Potables (1844-1955)
  • Alumbrado e instalaciones eléctricas (1870-1957)
  • Archivo, Bibliotecas, Monumentos y Museos (1876-2006)
  • Archivos Patrimoniales
    • Gremios (SXIV-XIX)
    • Tribunal de Comercio
    • Documentación Lonja
    • Pueblos anexionados: Benifaraig, Beniferri, Benimaclet, Benimamet, Borbotó, Campanar, Carpesa, Mahuella, Massarrochos, Orriols, Patraix, Pueblo Nuevo del Grao, Ruzafa, Villanueva del Grao (1702-1903)
  • Ayuntamiento y Alcaldía (1700-1918)
  • Banda municipal y asociaciones musicales (1860-1977)
  • Beneficencia y sanidad (1774-1916)
    • “Obres Píes” de la Ciudad (1340-1652)
    • Hospitales: Els Beguins, De la Reina, En Clapers, De San Lázaro (1349-1604)
  •  Epidemias (1888-1916)
  • Cementerios
    • Obras (1790-1913)
    • Sepulturas (1849-1969)
    • Cadáveres (1849-1913)
  • Códices (1329- )
  • Documentación eclesiástica (1342-1904)
  • Documentación Real
    • Pergaminos reales (1226-1696)
    • Fueros (1301-1564)
    • Cartas Reales (1430-1840)
  • Elecciones (1738-1907)
  • Espectáculos (1816-1915)
  • Ferias (1871-1986)
  • Ferrocarriles y tranvías (1863-1950)
  • Fiestas (1708-1986)
  • Gobierno
    • Manual de Consells (1306-1707)
    • Libros Capitulares y Actas (1707- )
    • Actas Junta Municipal, C. Permanente, Junta de Gobierno… (1875-)
    • Resoluciones de Alcaldía (1961- )
    • Cartas Misivas (1334-1816)
    • Gobierno interior (1862-1918)
    • Procesos Cortes Generales del Reino (1375-1645)
    • Expedientes de insaculación para los Oficios Mayores (1655-1667)
  • Documentación Notarial
    • Notales (1343-1591)
    • Protocolos notariales (1365-1691)
  • Hacienda
    • Clavería Comuna (1365-1678)
    • Administración Lonja Nueva (1470-1731)
    • Clavería Censals (1399-1794)
    • Clavería del Quitament (1337-1767)
    • Negociación de la Ciudad (1561-1719)
    • Impuestos municipales. Las sisas (1343-1799)
    • Cort del Racional (1349-1792)
    • Propios y Arbitrios (1718-1848)
    • La Taula de Canvis (1519-1713)
    • Finanzas-Hacienda Municipal (finales SVIII-SXIX)
    • Padrones de Riqueza (1808-1866)
    • Tribunal del Repeso (1709-1873)
  • Incendios (1880-1907)
  • Instrucción Pública (1812-1986)
    • Estudio General (1526-1775)
    • Universidad de Valencia (1720-1827)
      • Libros de Grados, Oposiciones a cátedras, Matrículas, Junta de Patronato de la Universidad de Valencia (1526-1827)
      • Libros de la Universidad de Gandía (1547-1772)
      • Libros de la “Pavordia de Febrer” (1583-1648)
  • Inundaciones (1884-1906)
  • Milicias, ejército y orden público
    • Milicia Nacional (1809-1877)
    • Quintas (1726-1929)
  • Obras públicas y urbanismo
    • Fábrica de “Murs i Valls” (1380-1875)
    • Obra Nueva del Río (1420-1875)
    • Libros de Sotsobrería de Muros y Valladares (1380-1631)
    • Policia Urbana (1722-1986)
    • Policía Rural (1730-1967)
    • Ensanche (1874-1956)
  • Parte gráfica
    • Archivo fotográfico
    •  Carteles
    • Mapas y planos
  • Reformas sociales
  • Teléfonos (1884-1918)
  • Territorio y población. Estadística
    • Avecindamientos (1349-1611)
    • Censo (1802-1900)
    • Padrón (1727-1969)
    • Registro Civil. Nacimientos. Matrimonios. Defunciones. (1841-1870)
    • Numeración y rotulación de calles (1859-1978)

Documentos más destacados:

El Códice “Furs de la Ciutat i Regne de València”, es un manuscrito en vitela que contiene una recopilación de leyes valencianas, aprobadas por las Cortes entre los reinados de Jaime I y Alfonso II, realizada por el notario real Bonanat Pedra en el año 1329.

El “Consolat de Mar”, valioso códice sobre vitela y recopilado por Jaime Gisbert a petición del Consell el 4 de junio de 1407. Recoge el privilegio fundacional del Consulta, los usos y leyes del comercio marítimo medieval, resultando un verdadero código de derecho marítimo medieval. Destacan las bellísimas miniaturas de Domingo Crespí.

“Llibre del Mustaçaf”, códice en vitela que recopila las normas reguladoras del oficio del Mustaçaf entre 1563 y 1568. El Mustaçaf fue una institución creada por el rey Don Jaime para la salvaguarda de las ordenanzas sobre actividades mercantiles y artesanales, control de pesas y medidas, policía urbana, limpieza y salubridad pública.

El “Llibre del Ceremonial” fue confeccionado a petición del Consell de la ciudad por Don Félix Cebrián Aracil entre 1692 y 1704. Contiene todo lo referente al desenvolvimiento y proceder de los representantes de la Ciudad en todos los actos públicos en los que debían tomar parte. Se estipulaban el calendario, ceremonias y actos a los que asistían los magistrados de la ciudad, disposición y lugares que debían ocupar en festividades religiosas y civiles.

Entre las series o conjuntos documentales más destacados, encontramos los Fueros y Pergaminos Reales, documentos en su mayoría en pergamino desde Jaime I hasta Felipe I-II en el caso de los Fueros y Carlos II en el de los privilegios. Son disposiciones que se conceden fruto de una resolución de las Cortes en el caso de los Fueros o, adoptadas únicamente por el rey en el caso de los privilegios sin necesidad de convocar Cortes concediendo alguna gracia, exención o prerrogativa de la que no gozan otros.

“Manuals de Consells”, es la serie documental más importante del Archivo. Son libros registros donde se reflejan las actas, acuerdos y sesiones celebradas por los Jurados y el Consell General desde 1306 hasta 1707. Son el reflejo de la vida económica, política y administrativa de la Ciudad. Tratan materias muy dispares como la elección, nombramiento y juramento de cargos, concesión de subsidios, ordenamiento de pagos, disposiciones de orden público, fiestas, avituallamiento, censos, impuestos, quitamientos, etc.

La continuación a los “Manuals de Consells” tras el decreto de Nueva Planta son los Libros Capitulares y Actas desde 1707 hasta la actualidad. En ellos quedan reflejadas las reformas introducidas en la administración municipal con la abolición de los fueros.

Los libros de “Pregons i Crides” recogen las cridas pregonadas por el trompeta público de la Ciudad de orden de los Justicias y Jurados, con indicación de fecha y lugar, desde 1557 hasta 1836. Se trata de disposiciones referentes sobretodo a sanidad, orden público y abastecimientos.

Otra serie documental a destacar es “Lletres Missives”. Libros registros de la correspondencia remitida por los Jurados a otras ciudades, a los propios monarcas o a distintas dignidades eclesiásticas desde 1334 hasta 1816.

Y otros libros de registros donde se copiaba la correspondencia de la Cancillería real (oficina de la administración de la corte real) dirigida a la ciudad de Valencia son las Cartas Reales desde 1430 hasta 1840. También incluyen algunas cartas pontificias.

Las “Claverias” (siglos XIV-XVIII) recoge una abundante documentación ordenada en diversas series documentales que representan la actividad de la Clavería, institución que en época foral representaba la tesorería o administración de las finanzas municipales. Se agrupan en Clavería Comuna, Clavería Censals y Clavería del Quitament.

La Documentación Notarial del siglo XIV al XVIII comprende registros de los documentos redactados por los notarios de la ciudad.

Cabe destacar también el fondo documental de “La Taula de Canvis”, que fue el primer banco municipal, creado por privilegio del rey Martín I el 20 de octubre de 1407, para garantizar los depósitos dinerarios, públicos y privados, así como evitar las irregularidades que se daban en las operaciones mercantiles. Los “Llibres de la Taula de Canvis” recogen toda la documentación conservada sobre la misma del siglo XVI al XVIII. Contiene, entre otros, los asientos a diario de las cantidades adeudadas a la Taula y la causa de la obligación.

En 1499, a iniciativa de los Jurados, se elaboraron unas constituciones para la creación de un Estudio General, aprobadas por Alejandro VI en 1501 y por Fernando el Católico en 1502. El municipio fue promotor y sostén financiero de la universidad, nombraba al profesorado y atendía su gobierno. En el Archivo Municipal se conservan los Libros de la Universidad de Valencia que recoge, entre otros, libros de matrículas y de grados del Estudio General entre los siglos XVI-XVIII.

La Junta de Propios y Arbitrios contiene información sobre cuentas municipales de época borbónica (1766-1835), acerca de los bienes patrimoniales de la ciudad y de las conveniencias o no sobre el cobro de los impuestos, así como sobre su destino.

Abastecimientos. Comprende varias series documentales, como las relacionadas con el abastecimiento de trigo o carne en la ciudad.

La Hacienda Municipal de los siglos XVIII-XIX-XX, con importante y abundante documentación relativa a las finanzas municipales, con información varia acerca de ordenanzas, impuestos, contribuciones, matrículas industriales, arrendamientos, contabilidades, etc.

La documentación del Tribunal del Repeso (1709-1873), comisión de inspección municipal de época borbónica al que se le atribuyó el control de los mercados.

“Llibres de Aveïnaments”, son registros de las personas que se avecindaban en la Ciudad de Valencia y del juramento prestado al efecto desde 1349 hasta 1611.

A partir de 1865, Valencia procedió a demoler la muralla medieval que constreñía su crecimiento y se anexionaron algunos entes municipales cercanos. Además, a principios del siglo XX la inmigración fue espectacular debido al proceso de industrialización y el auge portuario. Todo ello se constata en la documentación de Pueblos Anexionados (1702-1903) y del Padrón de Vecinos (1770-1965). Éste último supone el registro administrativo donde constan los vecinos del municipio y sus datos constituyen prueba de la residencia y del domicilio en el término municipal.

La documentación de Registro Civil hace constar los hechos concernientes al estado civil de las personas. Comprende nacimientos, matrimonios y defunciones desde 1841 hasta 1870.

“Murs i Valls” (siglos XIV-XIX). Desde la conquista de Valencia por Jaime I, éste dispuso la obligación de conservar muros, valladares, caminos públicos, etc, ordenando en 1251 la contribución de los ciudadanos a la construcción, mantenimiento y reparación de aquéllos. Más tarde, donó a la ciudad todos los muros y valladares, cuidando ésta de la conservación y reparación de sus obras públicas. En 1358 una riada del Turia, que derribó la muralla y los puentes, promovió la creación de la Junta de Murs i Valls mediante privilegio real, más tarde denominada Fábrica de Murs i Valls, la cual estuvo dedicada a la construcción y reparación de las murallas, fosos, torres, puentes, acequias y caminos. La documentación generada por la actividad de la Fábrica ha generado diversas series documentales que recogen noticias de todo tipo sobre las obras que cada día se realizaban en la ciudad.

Policía Urbana, Ensanche y Urbanismo contiene documentación referida a licencias de obras públicas y privadas, reformas urbanas, así como planeamiento y gestión urbanística de la ciudad desde 1722 hasta 1986. Lo más significativo de esta documentación son los proyectos de edificios.

La documentación sobre el río Turia y las acequias, Albufera y Dehesa, rondas y caminos, paseos y arbolado entre mediados del siglo XIX y principios del XX, se recoge el la serie documental de Policía Rural.

El Archivo Histórico Municipal también dispone de un Fondo Gráfico que comprende planos de la ciudad de distintas épocas, siendo los más destacados el plano de Antonio Mancelli (1608) y el plano del Padre Tosca (1704). También se encuentran mapas y planos de zonas específicas de Valencia, de edificios emblemáticos y copias de planos catastrales de la década de 1930-1940. Los carteles anunciadores de fallas y feria de julio de los siglos XIX y XX suponen también una parte importante del fondo gráfico.

Destaca, además, el Archivo Fotográfico integrado por negativos y fotografías positivadas desde el último tercio del siglo XIX hasta los años 80 del siglo XX aproximadamente. La mayor parte del fondo corresponde al fotógrafo Vicente Barberà Masip, que trabajó en el Ayuntamiento durante el primer tercio del siglo XX. Las fotografías muestran diversos aspectos de la ciudad de Valencia, especialmente vistas de edificios o de calles, y diversos acontecimientos políticos, actos públicos o fiestas de la ciudad.

En último lugar, cabría mencionar la existencia de conjuntos documentales que, aunque no han sido generados por el propio gobierno municipal, sí que están fuertemente relacionados con él y constituyen un testimonio importante en la vida del municipio valenciano. Estos conjuntos documentales son los siguientes.

El Tribunal de Comercio. Recoge información acerca de abastos, compañías comerciales, arriendos, naufragios, protestas de mar, letras de cambio, etc. Entendía en los negocios mercantiles en primera instancia y su creación es del siglo XIX, a raíz de la promulgación del primer Código de Comercio de Estado Español en 1829.

La Documentación de Lonja (siglos XVIII-XIX). Posee información referente a la Junta de Comercio, con expedientes, órdenes, oficios, actas, libramientos, recibos, etc.

La Documentación Gremial (siglos XIII-XIX). Los gremios eran corporaciones formadas por maestros, oficiales y aprendices de una misma profesión u oficio, regidos por ordenanzas o estatutos gremiales, que eran aprobados por el gobierno municipal para defender sus intereses. En Valencia llegaron a alcanzar una gran importancia, siendo muy cuantiosos en número. En el Archivo Municipal se conserva una nutrida colección de documentos de los siguientes gremios: armeros, albañiles, cereros y especieros, corredors d´orella, corredors de llontja, curtidores, sederos, zurradores, murs i valls, peraires, plateros y sastres.

Y, finalmente, los Hospitales Medievales. Los hospitales en la Edad Media tenían una función más asistencial, de acogida de personas desvalidas, que puramente sanitaria. En el Archivo Municipal se conserva documentación, en su mayoría libros de cuentas, referente a los siguientes hospitales: Sant Llàtzer (1406-1509) destinado a la atención de leprosos, En Clapers (1361-1480), Dels Beguins (1401-1604) y de la Reyna (1410-1496).

Personal: 2 técnicos y 2 subalternos.

Página web: https://www.valencia.es/ayuntamiento/Infociudad_accesible.nsf/vDocumentosWebListadov/C272B0A7A237D0A6C12572C20023B775?OpenDocument&lang=2 https://cultural.valencia.es/es/archivo/archivo-historico-municipal/
Servicios y actividades:

Atención El personal del Archivo atiende consultas de manera presencial, por teléfono (963525478, extensión 2651) o por correo electrónico (archivo@valencia.es).

Consulta de fondos

Los ciudadanos tienen derecho a la consulta libre y/o reproducción de los fondos documentales conservados en el Archivo Municipal de acuerdo con la legislación vigente; a excepción de la documentación que contiene datos que pueden afectar a la intimidad de las personas, a la seguridad o defensa del Estado o a la averiguación de los delitos; tal y como establece el art. 37.1 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y Procedimiento Administrativo Común, que se encuadran básicamente en:

    • Documentos relativos a las materias de padrón, sanidad, personal, etc., si no han transcurrido veinticinco años de la muerte de los afectados, si su fecha es conocida, o en otro caso, no han transcurrido cincuenta años de la fecha del documento.
  • Documentos relativos a proyectos técnicos de edificios construidos con anterioridad al año 1986.
Tampoco se podrá consultar la documentación cuyo estado de conservación lo desaconseje.

Para el resto de documentos no incluidos en los apartados anteriores la consulta es libre, pudiendo dirigirse directamente los interesados al Archivo Municipal, sito en el Palacio de Cervelló, en horario de apertura al público (Mañanas: de 9 a 14 horas. Tardes: martes y jueves de 16:45 a 18:45 horas, excepto los meses de julio, agosto y diciembre).

Biblioteca Auxiliar

Una biblioteca especializada que se encuentra al servicio de los investigadores y cuyo catálogo puede consultarse a través de la página web.

Laboratorio de Restauración

Situado en la planta baja del edificio y dotado con un equipamiento técnico completo.

Sala de exposición permanente

“Tresor de la memoria” recoge una selección de los documentos más representativos del Archivo Histórico Municipal de época foral, época borbónica y época constitucional. Todos ellos expuestos junto a las maquetas de los distintos edificios en los que ha estado ubicado el Archivo Municipal. Una sala ambientada en el Salón Columnario de La Lonja, en la que encontramos el Códex del Consulat y la Taula de Canvis, entre otros. Y otra sala interactiva para consultar material gráfico y procesos de restauración.

Espacio de exposiciones temporales

El patio del Palacio de Cervelló, sede del Archivo, acoge la actividad divulgativa “Documents d’Arxiu”, que consiste en organizar exposiciones temporales monográficas para dar a conocer los fondos del Archivo.

Datos de contacto
  • Dirección: Plaza Tetuán 3 (Palacio de Cervelló) 46003 Valencia
  • Teléfono: 96.352.54.78 – Ext. 2651
  • Correo electrónico: archivo@valencia.es
Top ;