28 octubre 2017

VIII Jornadas AAV: “Poder y Archivos en la Historia de España”

Víctor M. Bello Jiménez. Archivo Municipal Santo Bartolomé de Tirajana

Víctor M. Bello inicia sus investigaciones en primer lugar en Canarias para luego ir ampliando a otra zonas y llegar a la conclusión de que los archivos “pasan por diferentes fases de construcción y destrucción”.

Los archivos de las instituciones públicas son de uso exclusivo del poder, y el poder es el que crea el sistema de gobierno (ya sea una Monarquía absoluta, dictatorial o un gobierno democrático), con una forma de actuar similar, es decir, los archivos serán usados por el poder según su conveniencia. Y como todo poder es patrimonialista el fin es adueñarse de los documentos.

Al hablar de archivos como construcción del poder el experto se refiere a que los documentos sirven para otorgar una fuerza y una potestad sobre la ciudadania. Son prueba del abuso de poder y esto obliga a crear archivos para guardarlos y así mantener el control.

El cuanto a la construcción del archivo “hablamos de una política archivística que es aval de los derechos fundamentales, sin embargo en muchas ocasiones se suelen utilizar como instrumento de control y represión” explica.

La destrucción de los archivos llega con el incumplimiento de las políticas de archivos para así evitar la evidencia, y también con la corrupción. Por un lado la corrupción política, que está a la orden del día, y por otro la archivística, no denunciada por nadie. “Cuanta mayor y mejor sea la gestión documental habrá una mayor transparencia y probablemente una menor corrupción”, comenta Bello.

El resultado es que el acceso a los registros está condicionado por el poder, que no lo presenta como un derecho sino como una concesión. Su atención o desatención está muy condicionada por fundamentos políticos y económicos.

IMG-20171026-WA0008

 
|
Top